marquee

Lo Último

jueves, 18 de mayo de 2017


Legislación Básica | 15# Despido por faltas de asistencia injustificadas e impuntualidad

Despido por faltas de asistencia injustificadas e impuntualidad

Durante la época de crisis que ha sufrido España, se han producido numerosísimos casos de despidos en empresas, dado el descenso de la producción por falta de ventas, por cuestiones económicas, etc.

Debemos destacar que el Ordenamiento Jurídico español, en concreto en el ámbito laboral, regula cuales son las diferentes formas de poner fin a una relación contractual y las formalidades que se deben seguir para llevarlas a cabo.

Pues bien, en esta entrada vamos a analizar las distintas calificaciones que puede tener el mismo acto, el despido: Improcedente, Procedente, Objetivo, Disciplinario, Nulo y Colectivo. En esta ocasión, vamos a profundizar respecto al Despido Disciplinario y, en concreto, respecto a sus causas.

Como decíamos, para que un Empresario pueda despedir a un empleado y, de esta forma, extinguir la relación laboral que les une es necesario que haya una causa o que al menos se acredite su existencia. De esta forma, el Estatuto de los Trabajadores, establece las siguientes causas:
  • Repetición de faltas de asistencia o puntualidad sin que exista justificación.
  • La indisciplina o bien la desobediencia en el trabajo.
  • Las ofensas verbales o físicas al empresario o, en su defecto, a las personas que trabajan en la Empresa o a familiares que convivan con ellos.
  • Transgredir la buena fe contractual.
  • Cometer abuso de confianza en el desempeño de las funciones laborales.
  • Disminuir de forma continuada y voluntaria el rendimiento laboral habitual o pactado.
  • La embriaguez recurrente o toxicomanía, siempre y cuando repercuten de forma negativa en el desempeño del trabajo.
  • El acoso por razón de origen racial o en relación con la etnia, religión o convicciones, así como con discapacidades, edad u orientación sexual.
  • El acoso sexual o por razón de sexo hacia el Empresario o bien hacia las personas que trabajan en la Empresa.
Debemos tomar en consideración que el Estatuto de los Trabajadores únicamente enumera los distintos tipos de Despido Disciplinario pero no se desarrollan, puesto que son los propios Tribunales y la Práctica Judicial quienes detallan y amplían cada modalidad. Vamos a ver cada una de ellas:   

DESPIDO POR FALTAS DE ASISTENCIA O PUNTUALIDAD AL TRABAJO DE FORMA REPETIDA E INJUSTIFICADA.

Deberemos acudir a lo que dispongan los usos sociales o, en su defecto, de la Empresa para comprobar si se ha producido alguna vulneración respecto a este concepto. También cabe la posibilidad de que los Convenios Colectivos fijen mecanismos de medición el concepto de Faltas reiteradas.

Como es lógico, nos encontramos ante la necesidad de que éstas se encuentren acreditadas. El trabajador deberá cumplir con una serie de requisitos de tipo formal, que regulan cada uno de los supuestos, dado que no es suficiente con que se invoquen sin que exista un razonamiento.


Pues bien, vemos que una cuestión que suele producirse con mucha asiduidad en las Empresas españolas, como son las faltas de asistencia que no tienen justificación y, sobre todo, la impuntualidad de forma reiterada pueden implicar que acabe con la vinculación laboral existente entre la Empresa y el trabajador, siempre y cuando el primero consiga acreditarlo en su debida forma.