marquee

Lo Último

sábado, 21 de enero de 2017


Fomento penalizará a Aena si el tiempo para pasar los controles de seguridad de los aeropuertos supera ciertos límites

El Ministerio de Fomento quiere evitar que las colas kilométricas en los controles de seguridad de los aeropuertos puedan llegar a suponer el riesgo de perder un avión. Por eso va a plantear penalizar al gestor, es decir, a Aena, en caso de que se superen determinados límites, aún por cuantificar. Este método se aplicará también al tiempo máximo de espera para recoger las maletas después de un vuelo.
“Se exigirá que los tránsitos en los filtros de seguridad sean equiparables a los de los aeropuertos más importantes de nuestro entorno e incluso mejores”, ha dicho el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. La idea es que exista un periodo máximo para superar los filtros de seguridad en todos los aeropuertos por igual, mientras que para recuperar las maletas sí que se tendrán en cuenta las singularidades en los sistemas de recogida y transporte en cada aeródromo.
También se quiere evaluar cada aeropuerto en función de factores de calidad como la orientación del pasajero en su tránsito por el aeropuerto o la limpieza de las instalaciones. En relación con lo que los técnicos denominan “equipos”, es decir, las escaleras, ascensores o las cintas de recogidas de equipajes, se exigirá que tengan una disponibilidad del 99%.
Estos planes se incluyen en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), cuyo proyecto ha presentado hoy en el Congreso de los Diputados. Está previsto que el Consejo de Ministros le dé el visto bueno dentro de tres semanas.
Pese a la insistencia de los portavoces de los grupos parlamentarios, De la Serna no ha desvelado la principal incógnita que precedía a su comparecencia: qué hará el Gobierno en relación a las tasas aeropuertuarias que deben entrar en vigor el 1 de marzo y que estarán vigentes durante los próximos cinco años. Al respecto, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha recomendado una rebaja anual del 2,02 %, mientras que el gestor aeroportuario aboga por congelarlas.
De la Serna ha explicado que será el Consejo de Ministros el que tome la decisión final, aunque ha dicho que toma nota de que los grupos parlamentarios se hayan mostrado favorables a una rebaja. Las mayores discrepancias estriban en el cálculo de los costes de capital, y en la separación de costes regulados de no regulados, esenciales para la fijación de las tarifas.
La mayoría de los grupos parlamentarios no han dibujado un panorama tan alentador, y varios de ellos han criticado el proceso de privatización del gestor aeropuertuario (en la actualidad el Estado controla un 51 % de la entidad). El ministro ha respondido que no tienen “ninguna intención” de aumentar la participación privada en el accionariado de la empresa.
Por parte del grupo parlamentario Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, el portavoz Félix Alonso ha lamentado la pérdida de “niveles de confianza” en Aena y ha lamentado que el DORA se haya elaborado “de espaldas a la ciudadanía”.
Teresa Jordà, de ERC, ha lamentado una política de infraestructuras “propia de la época del España va bien” y ha preguntado si piensa el Gobierno continuar “socializando las pérdidas y politizando los beneficios” de las infraestructuras.  
 Además, a preguntas del diputado del PNV Íñigo Barandiaran, el ministro se ha comprometido a poner en conocimiento de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) el caso de un pasajero sordociego al que la aerolínea Ryanair denegó asistencia o la posibilidad de viajar solo entre Londres y Madrid. El organismo podría presentar una reclamación ante las autoridades británicas.

Al respecto, fuentes de la compañía aérea han matizado posteriormente a este medio que no es cierto que se denegara el vuelo al joven: "nuestro equipo de atención al cliente solicitó al pasajero documentación que confirmara que cumple con los requisitos de seguridad para volar sin acompañante. Un vez recibidos (más de una semana después), le confirmamos que podría viajar solo, aunque finalmente decidió no hacerlo”, aseguran.