marquee

Lo Último

viernes, 16 de diciembre de 2016


¿Por qué tenemos que movilizarnos por la protección social? Movilízate 4#razón


¿Por qué tenemos que movilizarnos por la protección social?

  • España es el país europeo donde más han crecido las desigualdades durante la crisis.
  • Muchos trabajadores y trabajadoras han pagado el precio más alto en estos años: perder su empleo. Esto es un claro riesgo de exclusión social.
  • El empobrecimiento está afectando más a las personas que están más alejadas del mercado de trabajo, como los inactivos o los desempleados de larga duración, los mayores de 55 años en desempleo o personas que se ven de nuevo abocados a la pobreza tras conseguir superar esta situación.
Algunas cifras que hay que corregir:
  • El 35% de los trabajadores cobra por debajo del Salario Mínimo Interprofesional, menos de 655,20 euros al mes.
  • Más de 3 millones y medio de españoles ingresan en sus hogares menos de 300 euros, por debajo del umbral de la pobreza. 
  • 1 de cada 4 españoles están en riesgo de pobreza; 
  • 1.700.000 hogares tiene a todos sus miembros en paro.
  • 660.000 hogares sin ningún tipo de ingresos 
  • La mitad de nuestros jóvenes está en paro 
  • La mitad de los parados lo son de larga duración 
  • Las prestaciones por desempleo sólo alcanzan a proteger al 54,2% de los trabajadores desempleados y con una cobertura sometida a carácter temporal
  • Las coberturas asistenciales y residuales que proporcionan las rentas mínimas de inserción apenas llegan al 5,61%.

¿Por qué tenemos que movilizarnos? 

  • Es intolerable que millones de personas estén abocadas a la pobreza por no tener cabida en el nuevo mercado laboral, mientras que una minoría se enriquece. 
  • No se está dando respuesta a las personas con más necesidades, que han agotado sus prestaciones y que se quedan sin ayuda para seguir subsistiendo.
  • Se está poniendo en evidencia las desigualdades territoriales y la ineficacia protectora de estas rentas en la inmensa mayoría de las CCAA. 
  • La protección de las personas con escasa o ninguna cobertura social pública es una exigencia social, cívica y democrática.
  • La protección por desempleo no protege a todos ni por el tiempo suficiente. Se excluye a los demandantes del primer empleo y a los que quieren reincorporarse después de prolongados periodos de inactividad y a determinados colectivos, como los empleados de hogar.

¿Qué reclamamos?
  • Promover una mayor participación de las políticas públicas, dotadas con recursos suficientes para establecer un modelo de protección social que proteja de manera eficaz a los ciudadanos y les atienda en situaciones de necesidad.
  • Fortalecer el gasto social y revertir las reformas, incrementando los recursos destinados a sanidad, educación, protección social y ayuda a la dependencia.
  • Una distribución más justa de la riqueza generada entre salarios y beneficios para alcanzar el modelo social y democrático que defendemos 
  • Extender el sistema de protección por desempleo
  • Ampliar los criterios de acceso al Programa de Activación por el Empleo (PAE), y  recuperar los requisitos para el acceso al Plan Prepara y el subsidio para mayores de 52 años
  • Que con carácter urgente se debata y apruebe en el Congreso la Iniciativa Legislativa Popular por una prestación de ingresos mínimos, como un derecho subjetivo,  que garantice los recursos mínimos de los ciudadanos, para atender las necesidades básicas durante el tiempo que se mantenga esta situación. Beneficiaría a 2 millones de personas
  • Combatir las nuevas formas de pobreza, con acuerdos entre las administraciones públicas para acabar con los desahucios y con el sector eléctrico para establecer un mínimo social de suministro 
  • Construir un sistema integral de servicios sociales, como cuarto pilar del Estado de Bienestar
  • Aplicar la Ley de dependencia para garantizar una atención y cuidados integrales.