marquee

Lo Último

miércoles, 16 de noviembre de 2016


HASTA LOS WEB DE LA GESTION DE PROSEGUR EN EL AEROPUERTO ADOLFO SUAREZ-BARAJAS

Desde el mismo instante que se hizo publica la adjudicación  del servicio de seguridad del aeropuerto Adolfo Suarez-Barajas a Prosegur, se enciendo la ilusión de la plantilla con los deseos puestos en una mejora sustancial del servicio.
No mucho tiempo después la realidad a golpeado a la plantilla, la situación en el servicio, lejos de mejorar, algunos compañeros y compañeras se atreven a afirmar que ha ido a peor.

El servicio del aeropuerto es bastante complejo en  las condiciones económicas recogidas en el concurso que se hizo, ya que muchas de ellas están directamente relacionadas con variables difíciles de controlar, como puede ser el numero de viajeros por hora que pasa por el mencionado aeropuerto. El Aeropuerto de Madrid es un aeropuerto de primera clase dentro del status de los aeropuertos europeos y se encuentra regulado por normativa española y europea.

En Prosegur no han sabido conciliar la consecución de beneficios económicos del servicio con el buen funcionamiento diario del mismo.

Hasta un estudiante de primero de empresariales conoce que los beneficios económicos están directamente relacionados con el buen funcionamiento del servicio y que este es directamente proporcional a  la motivación de la plantilla (y sus condiciones de trabajo) en un servicio de seguridad tan complicado como es un aeropuerto de este nivel.

Hay variables, como por ejemplo, la cantidad de viajeros que pasan por las instalaciones o el comportamiento de estos con las instalaciones o el personal de seguridad, que no se pueden controlar, pero poner a disposición de la plantilla de seguridad unas condiciones de trabajo optimas para el desarrollo de sus funciones y máxima efectividad, si esta en la mano de la dirección de Prosegur en el servicio.

Hay condiciones mínimas laborales que en ningún momento se han de conculcar y los encargados de gestionar al personal de seguridad del aeropuerto deben  velar porque la plantilla sufra el menor numero de situaciones que puedan quebrantar su derecho como trabajador/ra, para que de esta manera se pueda concentrar y que nada, ni nadie le distraiga de sus funciones de seguridad.

Los mencionados mandos intermedios están para solucionar los problemas que puedan surgir, en ningún caso están para crear problemas o agravarlos.

Si los gestores (o mandos intermedios) no cumplen con la labor que tienen encomendada y esta se les va de las manos, en ese momento comienzan los problemas para la totalidad de la plantilla.

El gestor al verse sorprendido y desbordado por un problema, se convierte en un mal gestor y toma decisiones que complican sobremanera la prestación del servicio o en su defecto, toman decisiones que implican los derechos de la plantilla, pasando a esta la responsabilidad del problema.

Por poner un ejemplo, el que escribe, tuvo una "conversación" con un mando intermedio del servicio que nos ocupa y le espete que no es su DERECHO, NI OBLIGACION negar un permiso retribuido a una compañera, si este esta recogido, como era el caso, en la normativa convencional de aplicacion. El mencionado Gestor me dijo que si por el fuese no daría permisos retribuidos (por enfermedad, fallecimiento, etc) a todo aquel o aquella que no estuviese legalmente casado o casada. Alucinante, ¿verdad?. Pero no fue su contestación lo peor, lo peor fue que lo dijo delante del máximo responsable del Aeropuerto y ni siquiera se molesto en corregir la actitud de mi interlocutor, ademas la justifico.
A continuación le dije que cualquier persona, como es su caso, con responsabilidades como las suyas y la capacidad de perjudicar como decisiones como la que acababa de reivindicar, no podía tener sitio dentro de la plantilla. Su respuesta: "Yo a ti te despediría."

Este gestor no se conforma con negar derechos a la plantilla, ademas tomaría represalias contra todo aquel o aquella que se atreva a desafiar su autoridad o se atreva a reclamar cualquier tipo de derecho que le corresponda. Y todo esto, insisto, con el máximo responsable del servicio delante y sin intención de corregir la actitud de su subordinado. Así va el servicio, premian la intolerancia y la incapacidad.

Recientemente  dos trabajadoras pidieron que se respetaran sus derechos como tal. En el primer caso la compañera llevaba cinco años en el mismo turno y la empresa se lo modifico unilateralmente y la cambio el turno, colocando a esta compañera en la desagradable situación de no tener medio de transporte para volver a su casa después de su turno de trabajo.

En el según caso a una trabajadora se le imponen turnos de trabajo por encima de las 9h diarias y continuadas. 

Pero lo peor, no fue la imposición de ordenes de trabajo claramente contrarias a la norma, lo peor y mas preocupante es que la empresa no contesto a las peticiones de una solución de las trabajadoras y de la Sección Sindical de UGT que representa a ambas. Se hicieron los sordos, piensan que si no contestan, que si no se dan por aludidos el problema no existe.

La historia ha acabo con sendas denuncias ante la Inspección de Trabajo y un continuo deterioro del servicio de seguridad que esta llevando a la plantilla al limite de su paciencia. Esta situación no puede continuar, por tanto, estamos estudiando los pasos seguir para convocar una manifestación- concentración EN DFENSA DE LOS DERCHOS DE LA PLANTILLA DE PROSEGUR SIS EN EL AEROPUERTO, sin descartar paros parciales o posibles huelgas como ultimas medidas en el caso de que los gestores de Prosegur no dejen de actuar de esta manera.

En Prosegur están haciendo dejacion de funciones, no quieren ser parte de la solución (ni poner solución) a los problemas que puedan surgir dentro de la plantilla, solo quieren beneficios, pero el problema se agrava, porque cada vez hay mas incomodidad en el seno de la plantilla y dudamos mucho que esta situación los beneficios estén garantizados. Es una pena que tengamos que hacer publica la situación de Prosegur en el Aeropuerto, ya que en la dirección de Prosegur prefieren pensar que si no prestan atencion a los problemas, están no están pasando. Se equivocan y esperamos que no sea demasiado tarde para encontrar una solución.