marquee

Lo Último

lunes, 26 de septiembre de 2016


Grupos Operativos de Renfe: Un inspector a un vigilante "Si quereis la legalidad no podeis estar en los grupos".


La historia que aquí contamos tiene comienzo cuando un Inspector de los Grupos Operativos de Renfe se pone en contacto con un Vigilante para que trabaje un festivo en Navidad cuando este Vigilante ya había cumplido con su cupo de días festivos trabajados en estas fechas. Curiosamente el Inspector implicado es uno de los que también están implicados en el vergonzoso episodio de los escritos en la Pizarra del cuarto de Inspectores y que ya publicamos aquí (Si entrais en este cuarto es para dos cosas: 1: para follaros: 2: hacernos la pelota, mucho, mucho..,)

Indicar que esta información se puso en conocimiento de la empresa, se comunico al departamento de RRLL y se puso en conocimiento de la dirección de Operaciones de Prosegur y de RENFE y hasta la fecha no han hecho absolutamente nada, salvo taparlo. 

Incluso se solicito una apertura de expediente por supuesto abuso de autoridad, expediente que Prosegur no llevo a cabo, intentando que pasara el tiempo y todo se olvidara. Tras solicitar la apertura de expediente, desde la empresa, le pidieron al vigilante mas pruebas y les aporto una transcripción de la conversación (la misma transcripción que nos ha aportado el trabajador para elaborar este articulo) Quizá por esto tiene explicación, que visto que el Inspector ha hecho cosas como las que aquí denunciamos y en vista de que ni desde Prosegur, ni desde Renfe se le ha corregido, ni sancionado, el Inspector se viniese arriba y ocurriese el triste y lamentable episodio del local de los Inspectores. 

Al principio de la conversación el Inspector reconoce que el vigilante tiene razón y le asiste la legalidad, pero Renfe pide cubrir el servicio. La conversación se desarrolla así.

Vigilante: "Pero Renfe no sabe que la legalidad dice que nosotros tenemos derecho a una fiesta de las dos y que yo he trabajado 24 y 25 y no puedo"

Inspector: "Que si, que si, si ya lo se, ya lo se tío que la ley es así, en eso no hay discursion alguna, no hay ninguna discursion, pero macho hay que cubrir el servicio, hay que cubrirlo."

En vista que el Vigilante no cede, el Inspector comienza a subir el tono y la presión sobre el compañero y le hace saber, "sin malos rollos, ni poyas en vinagre" que Renfe paga  por disponibilidad absoluta, incluso y tienen que saltarse la Ley y le recuerda "que esos  euros no se cobran por venir aseado, ni por computo, ni por poyas" y añade "ojalá  que yo pudiera (negarse) y que le den por culo a los grupos, ojalá, pero es que a mi Renfe me aprieta, a mi Renfe me aprieta." Y para justificar que faltan Vigilantes en los Grupos Operativos y que es por este motivo es por el que se tienen que saltar la Ley, el Inspector añade "hay gente de baja, que esta de baja medica, hay gente que tiene permiso retribuido por matrimonio, por hijos, por su "puta madre", si es que no tenemos gente tío."

El vigilante le recuerda que lleva trabajando desde el día 19 de diciembre (y estaban a final de mes) y que no ha visto a su familia en todas las fiestas, incluso ha cedido dos días libres para "arrimar el hombro" y cubrir el servicio. Pero para el Inspector no parece suficiente y pasa al ataque "Si yo estoy totalmente de acuerdo contigo, yo estoy totalmente de acuerdo contigo que hay un convenio, hay un sindicato detrás y hay lo que tu quieras en eso estamos totalmente deacuerdo, pero sabemos que estamos en los grupos, ENTONCES QUIEN NO ACEPTE ESTO NO PUEDE ESTAR EN LOS GRUPOS". Creemos que él mismo se dio cuenta, en el mismo momento de acabar de pronunciar la frase, de que era una clara amenaza.


Llegados a este momento, el Vigilante le pregunta por quien ha sido la persona o personas que le han dicho al Inspector que si un vigilante no acepta que se vulneren sus derechos Laborales ha amenazado con sacarle del servicio a lo que el Inspector contesta "a mi Renfe, que los grupos están, están los grupos creados y se les pagan por la disponibilidad de operativas especiales, eso desde el 2010 que cogimos este puto servicio, esto es así, y podemos dar mil vueltas a la legalidad"

Para apoyar su peculiar vision, el Inspector le informa que otra empresa de seguridad, que también presta servicio para Renfe no tiene problemas de saltarse la normativa laboral "han doblado, han doblado, triplicado y no tienen descubiertos y nosotros tenemos descubiertos y son los mismos grupos y pagan lo mismo, entonces macho, lo que no podemos estar , es ser mas Papistas que el Papa y en cuanto queramos la legalidad a tomar por culo y ya esta". 

Parece que el Inspector se va impacientando ante la solidez de los argumentos del Vigilante y comienza a amenazar "ya esta, que si tu dices que no quieres venir, PUES TE TENDREMOS QUE SACAR DEL SERVICIO, A TI Y A UNOS CUANTOS MAS porque coño nos estáis presionando y lo que no queremos es tener historias con el sindicato (UGT), porque se va a llame al sindicato, que el sindicato me va a llamar, les voy a mandar a tomar por culo, como le llame la ultima vez y no quiero historias, entonces para evitar estas historias macho, PUES A LA GENTE QUE NOS ESTA PIDIENDO LA LEGALIDAD PUES TENDRA QUE IR A UN SERVICIO QUE TENGA CUADRANTE ANUAL Y YA ESTA, PARA SER TODOS LEGALES, pero en este servicio, y en este centro y vosotros mejor que nadie tenéis que saber que es lo que hay macho" añade lo que parece que es una opinión de RENFE "porque esto es ilegal, y como dicen los vigilantes que les pagamos para estos sñores que todo va por lo legal, por su cara bonita" para finalizar su argumento y la conversación "se os pida por favor, se os pida que oye por favor y ni por favor ni poyas, aquí no hay, que aquí por la legalidad, pues macho que aquí en los grupos no puede ser asi".

Son totalmente inadmisibles dos cosas, la primera, la amenaza y presión del Inspector sobre el Vigilante cuando este argumenta que quiere disfrutar de sus días libres y que obligarle a lo contrario iría en contra de la normativa laboral y por esta decisión se enfrenta con la amenaza de que le sacaran del servicio. Durante toda la conversación, el Inspector, es plenamente consciente de que el Vigilante lleva razón y que se esta saltando la Ley pero insiste una y otra vez, incluso utiliza la amenaza como método "de convencimiento". 

Y la segunda es la impunidad con la que actua el Inspector, totalmente protegido por Renfe, no solo por Prosegur. Lo de Prosegur es de traca y vergonzoso, pero lo de Renfe raya el escandalo ya que se trata de una empresa publica, empresa que se paga con los impuestos de todos los españoles y españolas, incluso con los impuestos del compañero que se vio amenazado. Renfe, empresa que pagamos a sus directivos entre todos, permite que se amenace a un trabajador con perder su puesto de trabajo si este no  accede a saltarse la Ley.

Como en el caso de la pizarra, en vista que ambas empresas no han hecho absolutamente nada para corregir esto, procederemos denunciar a la Inspección Provincial de Trabajo y pediremos que se de traslado a la Fiscalía en el caso de apreciarse un delito contra los derechos de los trabajadores.