marquee

Lo Último

viernes, 15 de julio de 2016


120 euros de multa por una brutal paliza a un vigilante de la estación de autobuses de Oviedo


La madrugada del sábado al domingo un joven protagonizó una brutal paliza, con patadas y puñetazos, contra un vigilante de seguridad de la estación de autobuses de Oviedo que le recriminó que cruzase una cintas que marcaban la zona de dársenas reservada para los autobuses. El agresor huyó y fue detenido por la Policía Nacional, en las inmediaciones de la términal. El juicio rápido por este caso ha tenido lugar apenas 24 horas después y el sindicato UGT se echa las manos a la cabeza por la ridícula pena que se le ha impuesto. Apenas 120 euros, a razón de cuatro euros a día durante un mes 

El secretario general de de la Federación de Servicios de UGT (FES-UGT), Fermín de Con, ha lamentado la agresión que recibió una vigilante de seguridad de la Estación de Autobuses de Oviedo en la madrugada del pasado sábado y ha considerado «vergonzosa» la condena impuesta al agresor de una multa de 4 euros al día durante un mes. «Esto es lo que cuesta la agresión con ensañamiento a una vigilante de seguridad en el ejercicio de sus funciones, 120 euros», señala De Con.


UGT sostiene que esta agresión pone una vez más en evidencia la falta de medidas de seguridad en la estación y solicita que en determinadas fechas y horarios, especialmente los fines de semana, se refuerce la vigilancia, aumentando el número de efectivos que de forma habitual se compone de un solo vigilante por turno. «Si la dirección de la estación persiste en su actitud de no mejorar las condiciones de seguridad tal y como es su obligación, este sindicato no descarta adoptar medidas de protesta que tengan como centro la propia estación de autobuses», añade Fermín de Con.