marquee

Lo Último

martes, 25 de agosto de 2015


PROSEGUR SIS MADRID | UNA SILLA ROTA ACABA EN SANCIÓN A UN VIGILANTE



Hace unos días se puso en contacto con nosotros un vigilante  del Aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suarez, para informarnos que había sido sancionado.

Según la versión de la empresa, el vigilante fue sancionado porque cerro uno de los scanner sin justificación y abandono el puesto.

Según la versión del compañero, fue requerido por su responsable de equipo para abrir un scanner, ya que el se encontraba prestando servicio en otro puesto,  y al sentarse se dio cuenta que la silla que usan para estar frente a la pantalla del scanner estaba rota y no podía sentarse en ella. Pidió otra silla y el responsable de equipo le dio la orden para que volviera a su puesto anterior y que él mismo se ocupaba del scanner.

Esta Sección Sindical se ha puesto en contacto con el departamento de Prevencion para requerir información al respecto y nos ha sido denegada. Nos vemos en la obligación, una vez mas,  a interponer denuncia ante la autoridad laboral contra Prosegur y contra Aena.

A continuación os dejamos el texto que hemos remitido a la dirección de Prevención de Riesgos Laborales de Prosegur SIS en Madrid, como contestación a un email donde niegan que tengan información sobre el hecho ocurrido y nos niegan el acceso como Representantes de los Trabajadores a información del servicio en materia de Prevencion de Riesgos. Seguiremos informando.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

PROSEGUR SIS S.L. MADRID
Att. Departamento de Prevención.
D. Enrique Villalobos
28007 Madrid


Madrid a 24 de agosto de 2015


Estimado Sr.:

En contestación a su email de fecha 19 de agosto de 2015, debo de hacer las siguientes observaciones:

Leo con asombro en su mencionado correo y cito textualmente “… desde el Departamento de Operaciones y/o Relaciones Laborales se nos han remitido quejas en relación a las condiciones existentes en el mismo, y en especial, en relación al puesto  de CONEXIONES T4 (Rx28)…”. 

En cumplimiento del artículo 29.2 , al que usted hace mención en su escrito, le informo de los hechos ocurridos el pasado día 11/08/15, según consta en el informe remitido por el trabajador XXXXX y que según se desprende de su escrito no fue informado por el departamento de operaciones.

“Al proceder a abrir el escáner meto el código de usuario y coloco la silla para proceder a la inspección de equipajes, momento en el que me doy cuenta que la silla del puesto esta rota, estando a su altura mínima, unos treinta centímetros aproximadamente sobre el suelo, sin posibilidad de que se pudiera subir, momento en el que solicito al compañero del arco que pase a los viajeros por la máquina que esta operativa, ya que al estar la silla a esta altura, si me sentara estaría prácticamente a ras del suelo y mal colocado para la debida visualización y análisis de las imágenes de los equipajes a inspeccionar , corriendo el riesgo de que pasara un objeto o artefacto que pudiera poner en peligro la seguridad de los pasajeros y el espacio aéreo, al igual que si estuviera en la posición de pie que no es la idónea para esta tarea, aparte de la mala imagen que se pudiera dar por parte de este vigilante.
Se acerca el jefe de equipo que estaba situado a unos cinco metros por detrás de mí. Por lo cual estaba al tanto del incidente, diciéndome que suba a la planta +2, que ya se queda el en el escáner. Le reitero que la silla no está operativa y que la posición en caso de sentarse no es la idónea para pasar seguridad, respondiéndome que ahora no tiene tiempo para cambiar la silla y que hará las gestiones más tarde cuando tenga tiempo. En ningún momento me recrimina mi actuación.
Ya, en el puesto T4+2 y transcurridos unos minutos, me llama la jefe de equipo que esta de titular en este puesto, pidiendo explicaciones del porque me he negado a pasar seguridad a los pasajeros, respondiendo que en ningún momento me he negado a pasar seguridad, que lo que había pasado era una incidencia con la silla, que estaba rota, respondiendo esta, que nadie le había comentado nada sobre el incidente de la silla,  
Nadie me informa, que me han abierto informe sancionador, hasta el día de hoy, que recibo por parte del inspector la notificación de sanción por falta grave, sufriendo una indefensión ya que no se me da la oportunidad de defenderme de las acusaciones que sobre mi pesan ni contar mi versión de lo sucedido, la cual puede ser corroborada por varios compañeros presentes durante los hechos.”
Lo que se desprende de los hechos aquí relatados que:
El trabajador puso de manifiesto e informa a su superior inmediato que la silla no está en condiciones para sentarse en ella y por tanto el puesto de trabajo no reúne las condiciones ergonómicas para ser prestado.
En vez de solucionar el problema, su superior inmediato en la empresa, releva al trabajador y continúa él mismo el servicio sin observar las medidas de prevención.
La dirección de la empresa una vez que es informada de la situación, lo que debería de haber hecho es informar inmediatamente al departamento de prevención para que solucionase el problema, pero en cambio, lo que hace es sancionar al trabajador.
Por otra parte, me parece bien que realicen la mencionada visita al centro de trabajo en cuestión. Pero esta visita no es motivo para que no atiendan mi solicitud de la consulta de documentación, en base a la siguiente legislación:
Artículo 18 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995.- Información, consulta y participación de los trabajadores.
1. A fin de dar cumplimiento al deber de protección establecido en la presente Ley, el empresario adoptará las medidas adecuadas para que los trabajadores reciban todas las informaciones necesarias en relación con:
a) Los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores en el trabajo, tanto aquellos que afecten a la empresa en su conjunto como a cada tipo de puesto de trabajo o función.
b) Las medidas y actividades de protección y prevención aplicables a los riesgos señalados en el apartado anterior.
c) Las medidas adoptadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20 de la presente Ley.
En las empresas que cuenten con representantes de los trabajadores, la información a que se refiere el presente apartado se facilitará por el empresario a los trabajadores a través de dichos representantes; no obstante, deberá informarse directamente a cada trabajador de los riesgos específicos que afecten a su puesto de trabajo o función y de las medidas de protección y prevención aplicables a dichos riesgos.
2. El empresario deberá consultar a los trabajadores, y permitir su participación, en el marco de todas las cuestiones que afecten a la seguridad y a la salud en el trabajo, de conformidad con lo dispuesto en el capítulo V de la presente Ley.
Los trabajadores tendrán derecho a efectuar propuestas al empresario, así como a los órganos de participación y representación previstos en el capítulo V de esta Ley, dirigidas a la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud en la empresa.

Artículo 23 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995.- Documentación.
1. El empresario deberá elaborar y conservar a disposición de la autoridad laboral la siguiente documentación relativa a las obligaciones establecidas en los artículos anteriores:
a) Plan de prevención de riesgos laborales, conforme a lo previsto en el apartado 1 del artículo 16 de esta ley.
b) Evaluación de los riesgos para la seguridad y la salud en el trabajo, incluido el resultado de los controles periódicos de las condiciones de trabajo y de la actividad de los trabajadores, de acuerdo con lo dispuesto en el párrafo a) del apartado 2 del artículo 16 de esta ley.
c) Planificación de la actividad preventiva, incluidas las medidas de protección y de prevención a adoptar y, en su caso, material de protección que deba utilizarse, de conformidad con el párrafo b) del apartado 2 del artículo 16 de esta ley.
d) Práctica de los controles del estado de salud de los trabajadores previstos en el artículo 22 de esta Ley y conclusiones obtenidas de los mismos en los términos recogidos en el último párrafo del apartado 4 del citado artículo.
e) Relación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que hayan causado al trabajador una incapacidad laboral superior a un día de trabajo. En estos casos el empresario realizará, además, la notificación a que se refiere el apartado 3 del presente artículo.
2. En el momento de cesación de su actividad, las empresas deberán remitir a la autoridad laboral la documentación señalada en el apartado anterior.
3. El empresario estará obligado a notificar por escrito a la autoridad laboral los daños para la salud de los trabajadores a su servicio que se hubieran producido con motivo del desarrollo de su trabajo, conforme al procedimiento que se determine reglamentariamente.
4. La documentación a que se hace referencia en el presente artículo deberá también ser puesta a disposición de las autoridades sanitarias al objeto de que éstas puedan cumplir con lo dispuesto en el artículo 10 de la presente Ley y en el artículo 21 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad.

Artículo 33 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995.- Consulta de los trabajadores.
1. El empresario deberá consultar a los trabajadores, con la debida antelación, la adopción de las decisiones relativas a:
a) La planificación y la organización del trabajo en la empresa y la introducción de nuevas tecnologías, en todo lo relacionado con las consecuencias que éstas pudieran tener para la seguridad y la salud de los trabajadores, derivadas de la elección de los equipos, la determinación y la adecuación de las condiciones de trabajo y el impacto de los factores ambientales en el trabajo.
b) La organización y desarrollo de las actividades de protección de la salud y prevención de los riesgos profesionales en la empresa, incluida la designación de los trabajadores encargados de dichas actividades o el recurso a un servicio de prevención externo.
c) La designación de los trabajadores encargados de las medidas de emergencia.
d) Los procedimientos de información y documentación a que se refieren los artículos 18, apartado 1, y 23, apartado 1, de la presente Ley.
e) El proyecto y la organización de la formación en materia preventiva.
f) Cualquier otra acción que pueda tener efectos sustanciales sobre la seguridad y la salud de los trabajadores.
2. En las empresas que cuenten con representantes de los trabajadores, las consultas a que se refiere el apartado anterior se llevarán a cabo con dichos representantes.
Artículo 34 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995.-  Derechos de participación y representación.
1. Los trabajadores tienen derecho a participar en la empresa en las cuestiones relacionadas con la prevención de riesgos en el trabajo.
En las empresas o centros de trabajo que cuenten con seis o más trabajadores, la participación de éstos se canalizará a través de sus representantes y de la representación especializada que se regula en este capítulo.
2. A los Comités de Empresa, a los Delegados de Personal y a los representantes sindicales les corresponde, en los términos que, respectivamente, les reconocen el Estatuto de los Trabajadores, la Ley de Organos de Representación del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas y la Ley Orgánica de Libertad Sindical, la defensa de los intereses de los trabajadores en materia de prevención de riesgos en el trabajo. Para ello, los representantes del personal ejercerán las competencias que dichas normas establecen en materia de información, consulta y negociación, vigilancia y control y ejercicio de acciones ante las empresas y los órganos y tribunales competentes.
3. El derecho de participación que se regula en este capítulo se ejercerá en el ámbito de las Administraciones públicas con las adaptaciones que procedan en atención a la diversidad de las actividades que desarrollan y las diferentes condiciones en que éstas se realizan, la complejidad y dispersión de su estructura organizativa y sus peculiaridades en materia de representación colectiva, en los términos previstos en la Ley 7/1990, de 19 de julio, sobre negociación colectiva y participación en la determinación de las condiciones de trabajo de los empleados públicos, pudiéndose establecer ámbitos sectoriales y descentralizados en función del número de efectivos y centros.
Para llevar a cabo la indicada adaptación en el ámbito de la Administración General del Estado, el Gobierno tendrá en cuenta los siguientes criterios:
a) En ningún caso dicha adaptación podrá afectar a las competencias, facultades y garantías que se reconocen en esta Ley a los Delegados de Prevención y a los Comités de Seguridad y Salud.
b) Se deberá establecer el ámbito específico que resulte adecuado en cada caso para el ejercicio de la función de participación en materia preventiva dentro de la estructura organizativa de la Administración. Con carácter general, dicho ámbito será el de los órganos de representación del personal al servicio de las Administraciones públicas, si bien podrán establecerse otros distintos en función de las características de la actividad y frecuencia de los riesgos a que puedan encontrarse expuestos los trabajadores.
c) Cuando en el indicado ámbito existan diferentes órganos de representación del personal, se deberá garantizar una actuación coordinada de todos ellos en materia de prevención y protección de la seguridad y la salud en el trabajo, posibilitando que la participación se realice de forma conjunta entre unos y otros, en el ámbito específico establecido al efecto.
d) Con carácter general, se constituirá un único Comité de Seguridad y Salud en el ámbito de los órganos de representación previstos en la Ley de Organos de Representación del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, que estará integrado por los Delegados de Prevención designados en dicho ámbito, tanto para el personal con relación de carácter administrativo o estatutario como para el personal laboral, y por representantes de la Administración en número no superior al de Delegados. Ello no obstante, podrán constituirse Comités de Seguridad y Salud en otros ámbitos cuando las razones de la actividad y el tipo y frecuencia de los riesgos así lo aconsejen.

La evaluación inicial de riesgos deberá realizarse antes del inicio de la actividad, y deberá informarse de su resultado a los trabajadores y a sus representantes legales. Por tanto, la información solicitada no puede ser hurtada al trabajador ni a sus representantes legales cuando usted lo cree oportuno.

Así mismo le informo, adjunto registro, que ostento la función delegado de Prevención, elegido en el seno del Comité de Empresa.

Así mismo le informo que cursaremos las correspondientes denuncias por los hechos aquí descritos ante la autoridad laboral.


En espera que rectifique su actitud, reciba un cordial saludo.





Fdo.- Ángel García Marco
Delegado de Prevención


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------