marquee

Lo Último

jueves, 6 de marzo de 2014


PP y CIU quitan de la ley que los vigilantes privados puedan patrullar las calles


El artículo eliminado de la ley de Seguridad Privada había creado una enorme polémica

Se mantienen el que puedan a realizar la vigilancia perimetral de cárceles



El grupo del PP en el Senado ha acordado este miércoles con el de CiU modificar la redacción original del polémico artículo 41 de la Ley de Seguridad Privada. El nuevo redactado elimina la posibilidad de que los vigilantes privados puedan patrullar por las zonas comerciales peatonales.
El texto inicial aprobado en el Congreso establecía que los vigilantes podían hacer labores de “vigilancia en zonas comerciales peatonales”como, por ejemplo, la calle de Preciados de Madrid, junto a la Puerta del Sol. No obstante, el Congreso establecía que los vigilantes deberían tener “autorización previa del órgano competente” y, además, que hiciesen esa labor en coordinación con la policía.
Tras el acuerdo entre el PP y los nacionalistas catalanes, el supuesto de que los vigilantes pudieran patrullar por las “zonas comerciales peatonales” ha sido eliminado del artículo 41. Pero los agentes de seguridad privada sí podrán realizar la vigilancia perimetral de cárceles y centros de internamiento de extranjeros o “participar en la prestación de servicios encomendados a la seguridad pública, complementando la acción policial”.
También con autorización previa, los agentes podrán vigilar polígonos industriales y urbanizaciones (incluidas sus vías o espacios de uso común), complejos o parques comerciales y de ocio delimitados, así como acontecimientos culturales, deportivos o cualquier otro evento que se celebren en calles o espacios públicos o de uso común.
Los votos del PP y CiU han servido también para rechazar los vetos a la ley presentados por PSOE, PSC, ICV, IU y ERC. Según el senador socialista Enrique Cascallana, “esta ley pone en cuestión el modelo constitucional y busca dar cobertura al negocio privado de las empresas de seguridad”.
Este acuerdo se ha materializado este miércoles en la Comisión de Interior del Senado en la que se ha aprobado el informe de la ponencia que se votará definitivamente durante el Pleno del Senado de la semana próxima.
Por parte del PP, el senador Luis Aznar ha replicado que "ni desde el Gobierno ni desde el grupo que le sustenta se pone en cuestión que la competencia exclusiva en seguridad le corresponde al Estado". "No creemos que en ningún momento ningún artículo de esta Ley lo vaya a poner en cuestión", ha añadido el senado del PP que ha hecho una llamada a la tranquilidad y ha "espantar nebulosas sobre la intención de la Ley".