marquee

Lo Último

domingo, 16 de febrero de 2014


Prosegur, con más de 1.200 empleos en Galicia, anuncia un ERE a la plantilla


La empresa comunica a los sindicatos su pretensión de hacer ajustes pero no especifica el número de afectados ni los motivos - Las dos partes constituyeron ya la mesa negociadora.

La compañía de seguridad privada cuenta con 850 trabajadores solo en la provincia de A Coruña
La empresa de seguridad privada Prosegur anunció ayer a los representantes sindicales de la plantilla que va a presentar un ERE para reducir su cuadro de personal aunque no especificó al comité de empresa ni el número de despidos ni los motivos del ajuste. La compañía cuenta con unos 28.000 trabajadores en toda España, más de 1.200 en Galicia, de los que 850 pertenecen a la provincia de A Coruña. La compañía convocó a los sindicatos a una reunión en Madrid en la que les anunció que prevé aplicar un expediente de regulación de empleo, sin dar más detalles, para lo que las dos partes constituyeron ya la mesa de negociación del ERE, que volverá a reunirse a finales de este mes para iniciar el periodo de consultas. "En esa primera reunión esperamos que nos aporten toda la documentación, con las cifras de despidos y los motivos que justifican la medida", explicaron ayer fuentes sindicales que participaron en el encuentro.
La sombra de los despidos sobre Prosegur se suma a los últimos movimientos de las empresas del sector de la seguridad privada, que pretenden descolgarse del convenio colectivo para abaratar costes -los gastos de personal suponen entorno al 80% de sus costes globales-.
Precisamente ayer se reunió también en Madrid la comisión paritaria para la aplicación del Convenio Colectivo de Empresas de Seguridad 2012-2014 en la que las patronales del sector -Aproser, FES y UAS- aseguraron que deben negociarse unas nuevas tablas salariales y las condiciones laborales para adaptarlas "a la grave situación económica del sector con el fin de mantener el mayor número de empleos posibles y preservar el convenio colectivo del sector".
Los representantes sindicales -de UGT, CCOO y USO-, por su parte, recordaron que las dos partes ya pactaron suspender la entrada en vigor de las tablas retributivas -que debían aplicarse desde el 1 de enero- hasta el 15 de febrero con la intención de alcanzar un acuerdo de modificación de las condiciones laborales. Ante la falta de acuerdo, defendieron los sindicatos, deben entrar en vigor las subidas salariales previstas en el convenio colectivo.
Las discrepancias entre las dos partes provocaron que la patronal anunciase la interposición de un conflicto colectivo, con lo que pretende lograr el descuelgue del convenio y negociar posteriormente otras condiciones laborales.
Los sindicatos, sin embargo entienden que los trabajadores de la seguridad privada ya hicieron suficientes sacrificios en los últimos años con congelaciones salariales desde 2009 -a excepción de una subida del 1% en 2010-. Precisamente, el convenio de este año establecía una subida salarial del 5% para compensar esos esfuerzos realizados por los trabajadores.
La difícil situación del personal de seguridad privada provocó que los sindicatos convocasen ya varios actos de protesta en las últimas semanas, a los que se sumarán más en las próximas. El último en A Coruña se produjo el jueves, cuando trabajadores de Prosegur impidieron a primera hora la salida de los furgones blindados de transporte de dinero.