marquee

Lo Último

lunes, 11 de febrero de 2013


El jefe de Seguriber culpa al Ayuntamiento de abrir el portón a la pista

El responsable de Seguriber asegura que un encargado de Madridec dio la orden que permitió la entrada masiva de 2.500 personas en torno a las 2:30 horas de la madrugada.


El responsable de Seguriber, Raúl Monteverde, ha dicho hoy al juez que escuchó por walkie talkie que el coordinador de Operaciones y Proyectos de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), Francisco del Amo, dio la orden de abrir el portón de acceso al Madrid Arena en la fiesta de Halloween.
Así lo han expresado Abdón Núñez Felipe Moreno, los abogados de dos de las víctimas de la tragedia, durante un receso de la declaración de Monteverde ante el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, que investiga la muerte de cinco jóvenes en una avalancha humana en el Madrid Arena el pasado 1 de noviembre.
Monteverde ha indicado además que por walkie talkie escuchó que Francisco del Amo dijo que se hicieran controles "más livianos" en la puerta principal, porque se estaban formando "tapones", antes de la entrada masiva de personas que se produjo a las 03.00 de la madrugada por el portón.
El responsable de Seguriber ha manifestado que se encontró a una niña inconsciente en el anillo exterior del pabellón y que no tuvo conocimiento de la avalancha hasta las cinco de la madrugada.
Ha precisado que Seguriber se limitaba a controlar la seguridad en el exterior del recinto y vigilar que los asistentes a la fiesta no llevaran botellas, según Núñez y Moreno.
Asimismo, ha indicado que había 38 miembros de Seguriber en la noche de los hechos, que en su mayoría se encontraban en la zona de restauración y catorce en el interior del recinto (dos en el primer control, seis en otro control de requisa y seis en el interior).